miércoles, 28 de octubre de 2009

Decisiones

Cuando te haces mayor, la vida deja de ser un juego. No vale solo con ser feliz, ni siquiera con vivir el momento. A veces tienes que preguntarte más cosas. No vale con saber por qué haces esto y no lo otro. No vale con sonreir, ni siquiera vale con querer. A veces, casi siempre, hay que detenerse un momento y pensar en el mañana. En a dónde van las semillas que estás sembrando. Siento que estoy viviendo en una nube y que me toca bajar a la realidad. Una realidad mucho más compleja que los juegos. Siento que debo plantearme muchas cosas, y necesito tiempo. ¡Que se pare el mundo! Pero... de repente pienso en él, en lo que hago, en ellos. Pienso demasiado. Y me doy cuenta de que el tiempo ha hecho que haya cosas que necesito también aquí. De repente mi vida esta fragmentada. No puedo ignorar al corazón, no puedo hacer lo que siento que es correcto, ni siquiera sé si es correcto. Y entonces me encantaría poder meter todas las cosas que me hacen feliz en un saquito y llevarmelo a un lugar muy muy lejano. A una isla desierta. Abrir ese saquito y sacarlas poco a poco. Las zapatillas de bailar. La música. Él. Ellos. Mis niñas. Gente nueva... pero es imposible. Entonces vuelvo a mi maraña de ideas. Vuelvo a agruparlas. Las intento controlar. Pero no puedo. Decido dejar de pensar. Mañana será otro día. Tiempo. Tiempo. Tiempo.

6 comentarios:

  1. Decide hacer lo que realmente te llena y te satisface como persona, solo así lograrás lo que quieras.

    ResponderEliminar
  2. Hola, gracias por tu comentario en tu blog. ¿Cómo es que no has vuelto a postear desde 2009? ¿Tienes otro blog? :P

    ResponderEliminar
  3. Me fastidia especialmente eso de que no vale con querer... pero bueno, hacerse mayor tiene su lado positivo ;)

    ResponderEliminar
  4. Me gusta mucho tu blog pero sobretodo como escribes, sigue así. Te sigo y te dejo mi blog por si te quieres pasar :) http://empiezayacabacontigo.blogspot.com/

    ResponderEliminar
  5. No sé si será lo mismo, pero a mi me ha sucedido que vivir en un estado imaginativo, donde tu puedes controlarlo todo, no hace controlar todo lo demás, aunque no te importe, y parece que la realidad te estire los pies y los lleve a tierra, puede ser un golpe duro o suave, depende de cuanto estuviste acostumbrado a los cambios.

    ResponderEliminar
  6. Saludos, saltos de años en años me llama la atención.

    ResponderEliminar