jueves, 24 de septiembre de 2009

Nuevas experiencias

Echo de menos. Echo de menos el entenderme con una mirada. Echo de menos el no tener que dar explicaciones de porque hago tal o cual cosa. Echo de menos el estar con gente que sin palabras es capaz de hacerme sentir especial. Las echo de menos y no puedo evitarlo. No estoy triste, pero quizás tampoco estoy feliz. Necesito un abrazo de esos que se dan solo mirando. Necesito un beso, una sonrisa sincera, de esos que me gustan porque me los están dando a mí. Y siento que si yo soy un mapa del mundo, a penas conocen una ciudad. Me siento bien, siento que estoy rodeada de gente con virtudes y defectos, como todos, pero con una gran simpatía, pero al mismo tiempo siento que no soy yo, o que no soy yo al 100%. Siento que cuando saludan, saludan a una desconocida y no puedo hacer nada por evitarlo. Más mía, menos de los demás. Y siento la necesidad de que pase el tiempo para ver a todas esas personas, a las que siempre han sido esenciales y a las que ahora lo son. Pero junto a todos estos sentimientos, también me siento bien cada vez que entro en clase, cada vez que me meto en la piel de alguien que no soy yo. Cada vez que conozco a gente que comparte un poco mi manera de ver la vida y mis sueños. Confieso algo. Me daría miedo tener que interpretar a Cris. Quizás porque me asustaría conocer cosas de mi misma que desconozco. En cambio, me encanta observar. Me encanta observar cada movimiento. Tratar de comprender cada paso ajeno y crear una historia, una historia que quizás no sea real, pero... historia al fin y al cabo.

2 comentarios:

  1. a mi también me gusta mucho tu blog :)
    también me hice seguidora! y por lo que has puesto...yo muchas veces me siento asi jeje

    ResponderEliminar
  2. este texto me encanta, creo que ahora muchos nos sentimos así... sin duda este año es el del cambiazo. Me encanta bailarina:D

    ResponderEliminar